La Cuarta revolución Industrial en marcha. El 5G ya está entre Nosotros!

Hace unos días Corea del Sur inauguró la primera red nacional 5G del mundo,convirtiéndose  en el primer país que utiliza esta  tecnología, que transmite datos a gran velocidad y que es clave en la llamada cuarta revolución industrial.

De la mano de este avance, Samsung puso a la venta, la versión compatible con 5G del teléfono Galaxy S10 que permitirá a los surcoreanos  disfrutar  antes que nadie de una red móvil 5G de escala nacional. El 5G funciona ya en 85 ciudades, autopistas o líneas férreas de alta velocidad y se irá ampliando en los próximos meses. El reducido tamaño del territorio nacional -100.000 kilómetros cuadrados- y el hecho de que casi la mitad de los 51 millones de surcoreanos residen en torno a la región capitalina han facilitado la instalación de esta red.

Se cree que la mayor parte de los usuarios surcoreanos que opten por el  5G lo hagan abonando planes de datos ilimitados, ya que el uso de algunas aplicaciones es capaz de consumir todos los datos de los planes más básicos en menos de una hora. Aplicaciones para chatear que crean, a partir de la imagen del usuario, avatares que reaccionan en tiempo real, plataformas de vídeo para ver de manera simultánea en «streaming» las partidas de cinco usuarios jugando a un videojuego o un «simulador de citas» que emplea la realidad virtual, son solo algunas de las utilidades del 5G que mostró esta semana en Seúl, KT, la mayor de las operadoras surcoreanas y que aún parecen lejos de lo que puede suponer el uso generalizado de esta tecnología. «Durante la era del 5G nuevas tecnologías como la realidad aumentada y la realidad virtual van a ser de uso común para la gente», contó en la presentación Choi Seungwoon, uno de los representantes de la empresa.

Se considera que con el 5G se podrá transmitir datos hasta 50 veces más rápido que las actuales redes, multiplicando servicios para usuarios y posibilidades de negocio. La automatización a gran escala o la interconexión masiva de dispositivos a través del llamado «Internet de las cosas» (IoT) serían posibles en el futuro gracias a esto y podrían hacer realidad desde la conducción autónoma hasta las fábricas 100% robotizadas o la creación de verdaderas «smart cities». Ya no hay vuelta atrás para los cambios, habrá que prepararse.

 

Deja un comentario